El amor de Dios es tal que entrego su unigenito hijo para que vivamos en libertad, y ÉL pago el precio de nuestro pecado y sufrio nuestro dolor. El te ama y te espera con brazos abiertos.